Artículos Adimensionales


Compartir:

El fin del mundo:

El fín del mundo en el año 999.

Casi todas las religiones ponen un especial énfasis en el final del mundo, el final de los tiempos. Las creencias mayoritarias han utilizado la táctica de la cercanía del fin para conseguir nuevos fieles, nuevos adeptos a sus ideas y creencias, debido a que se les agotaba el tiempo. Sin ir más lejos Jesús habló en numerosas ocasiones de esta segunda venida, de este final, y lo hacía de forma apologética e inmediata, incluso antes de que acabara la generación que en esos momentos vivía. Por suerte esto no sucedió, de momento.

La iglesia cristiana continúa en la actualidad utilizando este miedo al final, a la vuelta de Dios y el juicio final, actualmente no se dan fechas de este suceso, simplemente se indica que está cercano, que tenemos que convertirnos para ser los elegidos en este juicio sumarísimo.

En siglos posteriores, esta creencia estaba mucho más arraigada, el cristianismo utilizaba su puño de hierro para castigar a los infieles, es por ello que estas creencias estaban muy extendidas y se daban por correctas, uno de los sucesos más extraños de la antigüedad es el que les narramos a continuación.

Corría el año 999 de nuestra era, numerosos vaticinios, profecías y leyendas atribuían a ese año como el último de la humanidad, al pasar la barrera del 31 de diciembre todo cambiaría, el final estaba cercano. Es por ello que las últimas semanas y los últimos días fueron de un desenfreno sin igual. Según cuentan algunos historiadores muchas personas vendieron sus pertenencias, casas, terrenos y bienes y lo repartieron entre los más pobres, quizás así intentando redimir sus actos negativos. La noche del 31 de Diciembre miles de personas se arremolinaban en torno a iglesias y catedrales, lloraban, rezaban, confesaban sus pecados y lascivias, se perdonaban unos a otros los errores y malentendidos y poco a poco se acercaban las temidas campanadas.

Todos esperaban las trompetas del final de los tiempos, el fuego eterno, el Dios creador convirtiéndose en juez supremo, pero nada de esto sucedió, al 31 de Diciembre siguió el 1 de Enero y así ha sido hasta la fecha actual. Nada sucedió, excepto que algunos perdieron bienes y terrenos, y otros los ganaron.

Quizás el ser humano se comporte como tal sólo en situaciones extremas, donde su vida se ve amenazada, como en este caso, lástima que no se produzca todos los días un 31 de diciembre del 999.

El fín del mundo según los Testigos de Jeovhá.

Como hemos comentado al hablar del final de los tiempos en el año 999, las religiones, sectas y pequeños grupos religiosos o pseudo-religiosos, utilizan y han utilizado el final de los tiempos como un arma para conseguir nuevos adeptos a sus ideologías, simplemente ha sido una forma de hacer proseletismo, ya que pocas pocas son tan temidas como el final del mundo.

La secta de los Testigos de Jeovhá han sido uno de los grupos que más han utilizado – y lo siguen haciendo – esta técnica, casi todos los adeptos que deambulan por calles y ciudades en busca de nuevos miembros suelen comenzar con la siguiente frase: “El final del mundo se acerca, sólo los elegidos se salvarán”. En la época moderna este final del mundo ha sido algo vago y poco concreto, quizás por miedo a volver a cometer los errores de antaño. Recordemos algunas profecías de los Testigos de Jeovhá referente a este fin:

1899 "... La 'batalla del gran día de Dios Todopoderoso' (Apocalipsis 16:14), que concluirá en 1914 d.C. con la completa ruina del gobierno presente de la tierra, ya ha comenzado. " The Time Is at Hand, p. 101 (edición de 1908).

1897 "Nuestro Señor, el Rey designado, está presente ahora, desde octubre de 1874." Charles T. Russell, Studies in the Scriptures, Vol. 4, p. 621.

1916 "La cronología bíblica aquí presentada demuestra que los seis días de mil años que comenzaron con Adán han concluido, y que el gran Día Séptimo, de los mil años del reino de Cristo, comenzó en 1873." The Time Is at Hand, p. ii, (prefacio).

1918 "Por tanto, podemos confiadamente esperar que 1925 marcará el retorno de Abraham, Isaac, Jacob y los fieles profetas de antaño, particularmente los mencionados por el Apóstol en Hebreos 11, en una condición de perfección humana. " Millions Now Living Will Never Die, p. 89

1922 "La fecha de 1925 es aun más claramente indicada por las Escrituras que la de 1914." La Atalaya, 1 enero 1922, p. 262.

1923"Nuestro pensamiento es que 1925 está definitivamente establecido por las Escrituras. Con respecto a Noé, los cristianos ahora tienen mucho más para basar su fe que lo que Noé tuvo para basar la fe de él un diluvio venidero." La Atalaya, 1 abril 1923, p. 106.

1925 "El año de 1925 está aquí. Los cristianos han esperado este año con gran expectativa. Muchos han esperado confiadamente que todos los miembros del cuerpo de Cristo sean transformados a la gloria celestial durante este año. Puede que esto ocurra, o puede que no ocurra. A su debido tiempo Dios realizará sus propósitos concernientes a su pueblo. Los cristianos no debieran estar tan profundamente preocupados sobre lo que pueda ocurrir en este año." La Atalaya, 1 enero 1925, p. 3. 1925 "Es de esperarse que Satanás trate de inyectar en las mentes de los consagrados el pensamiento de que 1925 marcará el fin de la obra." La Atalaya, setiembre 1925, p. 262.

1926 "Algunos anticiparon que la obra concluiría en 1925, pero el Señor no afirmó tal cosa. El problema fue que estos amigos inflaron sus imaginaciones más allá de la razón, y cuando sus imaginaciones estallaron, se inclinaron a arrojar lejos todo. "La Atalaya, p. 232.

1931 "Hubo cierto grado de desconcierto por parte de los fieles a Jehová que están en la tierra, en lo concerniente a los años 1917, 1918 y 1925, desconcierto que duró por algún tiempo ... y también aprendieron a dejar de fijar fechas." Vindication, p. 338.

1941 "Habiendo recibido el don, los hijos militantes lo aferraron a sí, no como un juguete o entretenimiento para un vano placer, sino como el instrumento provisto por Dios para la obra más efectiva en los meses que restan hasta Armagedón." La Atalaya, 15 setiembre 1941, p. 288.

1968 "Es verdad que en el pasado ha habido quienes predijeron un 'fin del mundo', y hasta anunciaron una fecha específica. Sin embargo, nada ocurrió. El 'fin' no vino. Estas personas fueron culpables de profetizar falsamente. ¿ Por qué? ¿ Qué faltaba? ... Lo que le faltaba a esta gente eran las verdades de Dios y la evidencia de que él la estuviera usando y guiando." ¡Despertad!, 8 octubre 1968.

1968 "¿ Por qué están esperando 1975?" La Atalaya, 15 agosto 1968, p.494.

Estos vaticinios no se cumplieron, incluso podemos leer como intentan desligarse de sus anteriores errores, y como muy bien indican posteriormente no deben darse nunca más fechas concretas, quizás no todo esté escrito finalmente.