Artículos Adimensionales


Compartir:

¿La zona más caliente de la ufología Sevillana ha tocado fondo?.:

Tal vez, la zona más caliente de la ufología Sevillana haya tocado fondo.

Apagarse un fuego porque ya no queda nada más que arder es algo muy penoso, posiblemente la especulación de algún pequeño terreno sea la base de esta catástrofe que entre la mano del hombre y la de Dios han conseguido exterminar la vida del día a día a lo largo y ancho de dos provincias andaluzas, Huelva y Sevilla.

Hoy, y sin saber hasta cuando, todos los pequeños pueblos dependientes de estos montes y bosques no tienen ningún recurso para empezar mañana la labor cotidiana, simplemente se morirán poco a poco ya que para conseguir los mínimos frutos necesitaría pasar casi un siglo en el crecimiento de toda la flora y fauna del lugar.

Un lamentable incendio que ha alcanzado a todos y que ha arrasado casi 27.000 hectáreas de dehesas y montes mediterráneos ha tornado en fuego, humo, sudor, impotencia, lágrimas y desolación lo que mucha gente desde su respeto lo andaba de día o de noche buscando toparse con el misterio y la historia de lo imposible contada con temor, casi susurrante, al oído de los primeros interesados y estudiosos de la ufología andaluza.

Desde que en los años 50 se reunieran una serie de gente con el ánimo de esclarecer muchos de los hechos ufológicos acaecidos en estos lugares, (G.E.U.) la gran saga de corresponsales del misterio ufológico, con nombres tan relevantes y del nivel de Ignacio Darnaude, Manuel Osuna, Joaquín Mateos, Julio Marvizón, Manuel Filpo, Pepe Ruesga, Calderón, Antonio José Alés, Mª Dolores Osuna y una interminable lista de los primeros investigadores ufológicos andaluces, algunos ya nos han dejado, otros después de esta lamentable desgracia, no tienen tan siquiera ánimo para comenzar de nuevo esas crónicas sobresalientes salidas de esos pequeños cuadernos de campo escritos a lápiz entre dibujos, bocetos, anotaciones, mapas, grandes dosis de paciencia y observaciones personales.

Hace pocas semanas se reunían miles gentes (amantes de la ufología para unos, locos para otros) por estas zonas esperando ver algo que aclarara el porqué de esas extrañas apariciones en los cielos nocturnos de Andalucía. Hoy pienso con escalofríos que hubiera ocurrido si este gran incendio se hubiera adelantado tan solo unos 40 días sabiendo la cantidad de gente paseando y observando por el monte.

Tal vez nuestras imágenes sean más verosímiles que nuestras propias palabras y por esto les hacemos llegar lo que ha quedado de la zona más caliente de la ufología andaluza.

SIMPLEMENTE CENIZAS Y HUMO.