Artículos Adimensionales


Compartir:

Trepanación Craneal, el misterio del Neolítico:

Estamos acostumbrados a tratar misterios y hechos insólitos de los dos últimos siglos, como mucho algunos investigadores se atreven a introducirse en civilizaciones más antiguas como Egipto y Mesoamérica, incluso algún historiador nos hace retroceder todavía más e investigar la forma de vida y los misterios de la época en la que vivió Jesucristo, pero muy pocos nos introducen en épocas más remotas y enigmáticas. Estamos hablando de la prehistoria del hombre, más concretamente del periodo Neolítico que abarca los últimos 10.000 años de historia.

La arqueología es la ciencia que a través de los restos fósiles encontrados intenta hacer una reconstrucción lo más parecida posible de lo que realmente ocurrió en esa época tan remota, pués bién, en algún momento entre el 10.000 a.C y el 2.000 a.C, comenzaron a aparecer en algunos lugares del planeta unos restos especiales. Se trataba de determinadas partes del cuerpo manipuladas, unas realizadas en vida y otras tras fallecer la persona en cuestión, eran las denominadas trepanaciones rituales y el seccionado de dientes.

Lógicamente la aparición de estos restos tuvo durante algunos años a los arqueólogos enfrentados, ya que surgieron dos corrientes de pensamiento diferentes, fueron estas:

- Que los trépanos realizados eran de carácter ritual, ya que no se han encontrado en los mismos patologías que justificaran tal intervención, por lo que una motivación mágico-religiosa parecían ser la causa más razonable.

- Que eran parte de una medicina natural hoy desaparecida capaz de sanar. Hay que tener en cuenta que las personas que habían sido trepanadas solían sobrevivir a la "operación" y conseguían vivir algunos años más, la regeneración ósea encontrada en los cráneos así lo evidencia.

Ambas explicaciones en un primer momento nos pueden parecer lógicas, veamos algunos aspectos que pueden aclarar nuestra forma de ver el asunto:

-Aparecieron misteriosamente y lo hicieron de tal forma, se han encontrado en lugares apartados del mundo y sin contacto posible, en España las más conocidas son las de Ullastret en Girona y la Cova de la Pastora en Alcoy.

-Parece ser que se realizaron con instrumentos de piedra o como mucho madera (ya que en la época realizada no se conocían otro tipo de elementos), además hay que tener en cuenta que la operación se realizaba con la persona despierta o como mucho drogada por algún alucinógeno conocido en la época. La técnica aún no ha sido del todo comprendida ya que tenemos que darnos cuenta de la fuerza a realizar para introducir un trépano por el hueso craneal, más concretamente el parietal y también la delicadeza en el mismo para no dañar el músculo temporal.

- Se realizaban con más frecuencia en varones que en hembras, aunque en el periodo neolítico la mujer solía ser la cabeza de familia.

-Por último hay que decir que también se han encontrado manipulaciones post-mortem en dientes sueltos o insertados en cráneos o mandíbulas, consistentes en la eliminación de la corona mediante dos planos, formando un ángulo diedro recto u obtuso.

Este es uno de los primeros enigmas de la evolución del hombre, ¿por qué realizaron esos trépanos, para que eran utilizados, con que herramientas...?. Son las preguntas que vuelven a quedar sin respuesta, que cada uno saque sus propias conclusiones.